Publicado en may 26, 2017

¡Gracias Ana Pastor por este artículo en El Periódico!

Ver artículo aquí.

Ana Pastor

 

“Es una sensación extraña pero maravillosa. Hay algo mágico en la manera en la que las notas te atraviesan. Si cierras los ojos esa melodía es capaz de herirte o resucitarte. Quizá conoces esacanción y, por eso, tu mente se aleja volando hacia aquel lugar, a aquel momento, a aquella persona. Pero también es posible que sea la primera vez que escuchas esa interpretación y, por eso, tu piel se ha erizado y has recuperado sensaciones olvidadas. Existen pocas cosas capaces de provocar terremotos emocionales similares a las que produce la música.

Hay algo mágico en la manera en la que podemos hasta evocar olores solo por escuchar una melodía del pasado. La música riega todas las estructuras del sistema nervioso. Lo dicen los expertos que, como el médico Yerko Ivanovic, dedican su vida al estudio de ambas disciplinas y cómo una influye en la otra. Yerko es muy joven pero escuchándole hablar parece que ha vivido varias vidas. Es neurólogo, compositor y pianista. Y sabe bien que la música produce efectos muy beneficiosos en pacientes, por ejemplo, conlesiones cerebrales o enfermedades como el Parkinson.

INVESTIGACIÓN Y EMPLEO

La organización Música en Vena ha puesto en marcha esta semana un proyecto fascinante ‘Músicos Internos Residentes’ (MIR) que tiene dos objetivos: la investigación médica y el empleo. Han contratado a más de 100 jóvenes músicos que recibirán en los tres próximos años una remuneración económica participando en un macroestudio médico que les pone en el mercado laboral de manera digna (según la última Encuesta de Población Activa solo el 8% de los músicos puede vivir de su profesión) y gracias al cual mejorarán la vida de cientos de personas.
El estudio pretende demostrar el impacto de la música interpretada en vivo en los parámetros biológicos y fisiológicos de los pacientes ingresados. Demostrar desde el punto de vista clínico su efecto con datos objetivos y medibles. En colaboración con el Hospital 12 de Octubre de Madrid, el proyecto ya está funcionando en los servicios de Medicina Intensiva, Neonatología y Rehabilitación y en breve se sumarán también Neurología, Hematología y Cardiología. Yerko Ivanovic está dirigiendo la metodología del estudio y ha participado además en la selección de los músicos llegados de las escuelas más prestigiosas, como el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y la Escuela Reina Sofía.

AMORTIGUAR EL DOLOR

Es maravilloso verles con sus violines, guitarras españolas, pianos, flautas o clarinetes entre las camas del hospital, entre las diminutas cunas de recién nacidos, entre hombres y mujeres recibiendo quimioterapia. Y es maravilloso oír al personal médico contar cómo esas notas musicales además de erizar la piel, además de llevarte a otro lugar, amortiguan el dolor y hasta sustituyen en algunos casos los analgésicos.” – Ana Pastor (El Periódico)