Muchas gracias a LUIS BOYANO, por tu maravillosa magia.