El 17 de junio hubo un “terremoto” de alegrías en el salón de actos del Puerta de Hierro. El responsable: Rafael Amargo.

Su generosidad trajo su arte al hospital para alegrar la estancia a pacientes y familiares. Hubo llenazo, alegría y emoción. La gente no paraba de aplaudir, Rafael Amargo es un artistazo, sobre el escenario arrolla, emociona y llena de arte todo el espacio. No hay palabras.

Rafael Amargo es un bailarín y coreógrafo ecléctico. Se ha inspirado en el más puro flamenco de sus maestros, pero a la vez ha asimilado otro tipo de tendencias coreográficas. Sus coreografías rebosan una concepción tradicional y a la vez actual. A veces muy cercanas al baile contemporáneo, nunca pierden el punto de referencia de la esencia del flamenco.

Vino acompañado de un grupo de artistas de su compañía que le arroparon increíblemente y brillaron por cuenta propia: Antonio Giménez Maya (qué poderío!!) al cajón flamenco y palmas, Mayte Maya (qué voz!!) al cante, Olga Llorente (qué arte!!).

Agradecer a Alejandro Milhnoja por su profesionalidad generosidad al sonorizar el auditorio con un magnífico equipo que puso a disposición de MeV, al bailaor Joaquín Mulero de www.losmuleros.com por ese tablao portátil que trajo, todo un instrumento al servicio del artista, y por arrancarse a bailar con el maestro Rafael. A Ángel, el técnico del Hospital por estar tan pendiente de nosotros con esa sonrisa inquebrantable. A Paquito Carmena y Verónica Gutierrez por sus maravillosas fotografías, a David Pérez Fabian por su reportaje de vídeo. Y a las dos voluntarias MeV Isabel Núñez y Malena Olamendi.

MeV son sería posible sin su generosidad.