El 22 de abril tuvimos el honor de contar con dos grandes músicos. Toño Miguel, el contrabajista más buscado de este país quiso acompañarse de Mario Quiñones para ofrecer a los pacientes oncológicos del Hospital Puerta de Hierro su mejor música. En MeV no podemos creer que tan grandes artistas, instrumentistas, compositores, tengan la generosidad de participar de esta forma desinteresada, llena de voluntad constructiva, hermosa energía y ese enorme talento para ponerla a la disposición de los pacientes y familiares.

Entre los temas que tocaron, una maravillosa selección de standards de jazz como MY LITTLE SUEDE SHOES, HAVE YOU MET MISS JONES?, A CHILD IS BORN. CHEROKEE, PRELUDE TO A KISS, un lujazo en este formato dúo.

Muchas gracias Toño, Mario. Y como siempre al Hospital Puerta de Hierro por abrirnos sus puertas.

ANTONIO MIGUEL: Contrabajista, bajista eléctrico y compositor. Fue premiado con la beca Tete Montoliu para estudios jazzísticos otorgada por la AIE (Asociación de Intérpretes y Ejecutantes) y con la Joel Scholarship por The City College of New York, que le permitieron trasladarse a Nueva York donde tocó con grandes del jazz como Dave Liebman, Fred Hersch o John Abercrombie. Asiste a Master Classes con Chick Corea entre otros, estudió con contrabajistas como John Patitucci.

A lo largo de su carrera Antonio ha tocado con músicos como Paquito D’Rivera, Jerry González, Claudio Roditi, Ben Sidran, Jorge Pardo, Pedro Iturralde, Buika, Carmen París, Paloma Berganza, Horacio Icasto y Bob Sands entre otros. Recientemente ha formado su propio trío contando con Pablo Gutiérrez al piano y Borja Barrueta a la batería. Sus últimos trabajos incluyen la grabación de los discos de Pepe Rivero Trio, Eva Cortés, Olivia Trummer, Benedikt Janhel Trio y Moisés P. Sánchez Quartet.

MARIO QUIÑONES: Nace en Madrid en 1976. Obtiene el título superior de Guitarra Clásica en el Conservatorio Superior de Atocha en el 2000 recibiendo clases de Gabriel Estarellas. Cursa cinco años de guitarra de jazz en la escuela de música creativa recibiendo clases de Joaquín Chacón ademas de diferentes cursos en Nueva York, Zarautz, Amsterdam, etc. Termina dedicándose de lleno a la guitarra de jazz y la improvisación recibiendo clases durante cinco años de Emilio Molina y colaborando seguidamente como profesor en sus cursos. Trabaja como músico improvisador en el espectáculo Musical de las compañías Yllana e Imprebis a parte de tocar en diversas bandas de jazz y Big Bands de la escena de Madrid y trabajar como compositor y arreglista en diferentes espectáculos. Actualmente es miembro de la banda de jazz-funk Fat-Beat y profesor de guitarra e improvisación en la escuela municipal de Villanueva de la Cañada.